Proyecto Fic Terroir Carignan

La Industria Chilena del Vino está atravesando  por una época de cambio de paradigma en donde la estrategia de buena relación “precio – calidad” de sus vinos, no está generando los réditos que le reportó en los últimos 25 años. En este sentido, el mercado internacional, a través de los líderes de opinión,  está demandando productos innovadores, con mayor identidad y que a su vez sean  capaces de reflejar el “terroir” que les origina. Desde este punto de vista, la zonificación vitícola chilena (decreto N° 464) divide a nuestro territorio de Norte a Sur en Regiones, Subregiones, Zonas y Áreas productivas, las que están delimitadas conforme a la división  administrativa del país y no a un criterio vitícola/enológico que garantice una adecuada expresión del terroir en los vinos.

 

El territorio del secano del Maule es parte del origen de la viticultura nacional y puede ser considerado “patrimonio vitícola” para cultivares tradicionales como País, Cinsault y Carignan, entre otras.  Este último cultivar (cv.), ingresa a Chile con fecha posterior al  terremoto de Chillán ocurrido en el año 1939, importado por el Ministerio de Agricultura con el objetivo de mejorar la acidez y color de los vinos producidos por el cv. País. Los resultados de esta iniciativa no fueron los esperados y los viñedos plantados con esta nueva cepa, se destinaron a la producción de vinos masivos concentrándose su área de producción en el secano del Maule.

 

Hasta fines de los años 90, las uvas de este cv. Se transaron a precios muy bajos, lo que no permitió el desarrollo sustentable para sus productores. No fue sino hasta inicios del año 2000 en que el cv. Carignan fue redescubierto enológicamente por algunas empresas vitivinícolas, las que posteriormente en el año 2009 deciden formar, al alero del Clúster del Vino de la Región del Maule y con el apoyo de CORFO y la Agencia de Desarrollo Productivo, una asociación y una “marca colectiva”, trabajo que después de dos años, el 18 de octubre de 2011, concluye con la creación de Vignadores de Carignan A.G. y su marca colectiva VIGNO. Este último se convierte en el primer vino de apelación en Chile, al contar con un territorio definido y reglas claras para su producción.

 

Los nuevos vinos producidos en base al cv. Carignan han recibido rápidamente el reconocimiento de la prensa internacional con muy buenas opiniones de críticos de vinos como Tim Atkins, Jancis Robinson, Peter Richards, Josh Reynolds, entre otros, y por las publicaciones especializadas más importantes del orbe como Wine Spectator, Decanter y  Wine Advocate. Esta última, elige en su ranking de 2014 a un vino Carignan como el mejor vino de Chile con un máximo de 95 puntos. En resumen, el Maule tiene hoy la mejor oportunidad para destacarse en la producción de vinos con identidad, carácter y constituirse en la primera denominación de origen en Chile que tiene componentes de calidad e interpreta un terroir.

 

De acuerdo a lo anterior, la presente iniciativa tiene por objetivo general el caracterizar el terroir del Carignan de la Región del Maule en términos vitícolas, edafológicos y mesoclimáticos. Más específicamente, se pretende: (i) Realizar un levantamiento de la información del viñedo plantado con Carignan en la principal zona productora de este cultivar (secano del Maule), (ii) Describir e identificar la aptitud edafoclimática de la zona productora de Carignan a través del establecimiento de Unidades de Terroir de Base (UTB), (iii) Describir el comportamiento vegetativo y reproductivo de las plantas del cv. Carignan de acuerdo a las UTB, (iv) Describir el perfil aromático y la tipicidad de los vinos provenientes de cada UTB identificada y (v) Transferir los resultados del proyecto mediante la creación de una cartografía multicapas, un catálogo de Unidades de Terroir de Base y un Modelo de asesoramiento técnico.

 

Esta iniciativa generará un impacto sobre todo el territorio del Secano del Maule, comprendido entre el Río Maule por el norte y el límite Sur de la Región, por el oriente el Río Loncomilla y por el poniente la costa. El secano tiene a su haber unas 19.000 ha de viñedos compuestas por más de 1.000 propiedades. El viñedo de Carignan alcanza las 410 hectáreas en el secano del Valle del Maule distribuidas en más de 90 productores.