Vigno

Vignos

Se trata de una cepa rústica, mediterránea. Gracias a su madurez, logra un vino fiel y con carácter. El método de secano da una fruta de alta calidad, que logra un producto único: concentrado, de potente color rojo, con buena acidez, rústico pero de guarda larga. Su aroma es muy particular, como de guindas de murta o de maquis. En sabor es un vino de mucho peso, viril, masculino y de paso firme.

En boca el Carignan es irresistible: si bien es ágil porque tiene mucha acidez, deja buen gusto. Algo muy importante es que no entrega su potencial de una manera obvia, sino que necesita de interpretación, que lo descubran, que entiendan su variedad. Cabe destacar que hablamos de una cepa sustentable, pues no requiere de maquinarias para su producción.

La composición de los vinos en base a Carignan posee, como mínimo, un 65% de esta cepa, proveniente de parras antiguas, con más de 30 años de edad y plantadas en cabeza y condición de secano. El 35% restante de la mezcla es de libre disposición, para que cada productor pueda imprimirle un sello distintivo a su vino, sin que pierda el carácter de nuestro Carignan. El 100% de la uva proviene del Valle del Maule y los vinos deben mantener una guarda de al menos 2 años, en barrica y/o botella, antes de su release.